Coaching CreativoEmprendimiento

7 Consejos Poderosos para empezar tu propio negocio

Comenzar un negocio debe ser orgánico, algo que crece de manera natural en base de lo que eres como persona. Se trata de asumir la responsabilidad de tu propia vida y disfrutar de los resultados que obtienes. Para nosotras las mujeres, se basa en CREAR desde nuestras habilidades prácticas y emocionales un negocio basado en los valores femeninos: de la integridad, la conexión y el crecimiento personal. Y te preguntarás ¿ a qué me refiero con esto?

La respuesta es que como Mujeres debemos escuchar a nuestra propia naturaleza CREATIVA y cuando se trata de crear “algo” no lo orientemos en base a “competir”, “ser mejor que…” o “quiero complacer a…”. Sino por el contrario, detenernos y escucharnos; para empezar a cultivar lo que queremos que de nuestras manos florezca; es decir que veamos al negocio que queremos crear, como una semilla que crecerá con nuestros cuidados.

1. Plantando las semillas
Prepararse para comenzar un negocio o emprendimiento es como planear plantar en un jardín que aún está vacío. Primero tenemos que nutrir nuestras semillas, o ideas, para permitirles florecer en una planta saludable o empresa.

2. Despejando el suelo
Es importante crear el entorno adecuado para hacer crecer tu visión. Debes limpiar el desorden de tu vida, interna y externamente. Necesitarás un espacio físico para trabajar: un escritorio, una mesa de cocina,etc así que prepárate para despejar todo lo que ocupe lugar y no te sirva, y hacer espacio para ti.

3. Encontrar espacio mental
Al iniciar tu propia empresa, marca y/o emprendimiento; necesitas escuchar tu voz interior. Encontrar tiempo tranquilo debe convertirse en una parte esencial de tu rutina diaria si quieres tener éxito. Necesitas despejar el ruido en tu vida para prepararte para tu nuevo negocio.

4. Sé fiel a ti misma
Identifica tus fortalezas y debilidades y aprende a reconocer los dones y pasiones que te ayudarán a convertirte en una emprendedora exitosa. Si aún te sientes inexperta en algo, sigue tu intuición ella sabrá como guiarte. Saber lo que haces mejor es vital para el éxito de tu empresa.

 

5. Trabaja en tu visión
Siente tu camino hacia tu futuro pensando en las cualidades y sentimientos que deseas en tu negocio o emprendimiento. Crea un libro de visión de todas las imágenes y palabras que te inspiren y sean importantes para ti. Sigue añadiendo y no solo esto te ayudará a crear tu marca o emprendimiento, sino que será una fuente constante de inspiración para ti.

6. El dinero habla
Muchas mujeres se sienten incómodas al hablar de dinero. Crear un presupuesto es esencial para ejecutar un negocio exitoso. Sigue esta regla básica: cualquier dinero que ingrese tiene que cubrir lo que está saliendo. Y no renuncies a tu trabajo diario, hasta que esté en el punto en que estés segura de la viabilidad de tu empresa.

7. Crear una comunidad
Incluso si tu negocio es una empresa de una sola mujer, hay muchas formas de conectarse con otras personas. Conéctate mediante redes, redes sociales, asociaciones y eventos de tu rubro. Lleva siempre tarjetas de presentación y no dudes en distribuirlas.

ACLARA TUS MOTIVOS

Comprende tus motivos para comenzar por tu cuenta

Profundiza y utiliza este conocimiento como guía para construir el negocio que realmente deseas. 
¿Estás completamente segura por qué quiere comenzar un negocio? Si simplemente quieres una vida más fácil, entonces detente aquí, porque tener tu propio negocio no se trata de que sea fácil.

Por otro lado, si desea realización creativa, desafíos, diversión y el conocimiento de que puede alcanzar tu potencial, junto con una enorme cantidad de trabajo arduo, continúa leyendo.

Esta podría ser una buena oportunidad para aclarar tus pensamientos y hacer una lista de todas las razones por las que crees que deseas comenzar tu propio negocio.

ENCUENTRA A TU EMPRENDEDORA INTERNA

Descubre tus habilidades, recursos, conocimientos y contactos para comenzar tu propio negocio

Creo que todos tenemos un emprendedor dentro. Por ejemplo, debe ser una emprendedora y una experta en gestión del tiempo si eres madre y ama de casa, haces malabarismos con la carga de trabajo, organizas los horarios de tu familia y supervisas los presupuestos familiares. Debes ser un emprendedor si eres un artista o escritor. Tienes que comprar tus herramientas, producir tu trabajo y luego, lo más importante, venderlo. Si tu eres una ejecutiva corporativa o una secretaria, organizas tu trabajo de una manera creativa y emprendedora. Todos tenemos las habilidades potenciales para tener nuestro propio negocio.

Es fácil olvidar cuánto conocimiento hemos acumulado o aprendido a lo largo de los años. No dés por hecho que siempre les ha encantado cocinar y crear excelentes recetas originales o que tenga un tremendo gusto en la ropa para usted y los demás. Tal vez hayas estudiado salud natural durante años y te hayas convertido en una experta en nutrición y hierbas.

 

¿Qué hay de las clases de teatro que amas pero que abandonas cuando decides estudiar derecho?

Jardinería, finanzas personales, nutrir a los demás, bien con los animales, ir de compras, házlo tu mismo en casa, te sorprenderás con lo que eres una experta y cómo pueden traducirse esas habilidades.

Además, hay habilidades que has aprendido durante tu carrera de las que probablemente ni siquiera estés al tanto: administración de oficinas, diseño de interiores, programación, habilidades de elaboración de presupuestos, ventas, presentación, psicología, marketing, etc. Estoy segura. La lista sigue y sigue.

En cuanto a los contactos, te sorprendería la cantidad de personas que conoces que podrían ser muy útiles cuando inicies tu propio negocio y estarían encantados de serlo: ex jefes y ex colegas que pueden aconsejarte o presentarlo a las personas que puedas; amigos de apoyo y familia; personas con dinero para invertir; y conocidos en los medios, que podrían ayudarte a publicitar tu nuevo negocio.

Recuerda a ese amigo de un amigo que es diseñador gráfico y le encantaría diseñar tu logotipo de forma gratuita o barata, o un tío que es una impresora y podría darte crédito por tus primeros materiales de marketing. Ellos pueden ser muy importantes.

No te sientas culpable de usar personas. Solo prepárate para ayudar a otros a cambio.

Tómate tu tiempo para pensar sobre esto y sé tan honesta como sea posible. ¿Estás tratando de demostrar algo a otras personas, probablemente tus padres, amigos o pareja, o estás creando un negocio para ti? ¿Es para ganar dinero o quieres realización creativa? ¿Anhelas reconocimiento o simplemente libertad? ¿Desea un negocio para poder contribuir a la sociedad o para poder jubilarse temprano? ¿O es tu motivo una combinación de todos estos?

Y piensa si realmente deseas comenzar tu propio negocio o simplemente quieres trabajar por tu cuenta como un consultor independiente.

Tómate el tiempo para aclarar tu motivación. Te ayudará más adelante cuando decidas qué tipo de negocio deseas. Si deseas reconocimiento, por ejemplo, no te importará trabajar en una empresa de alto perfil. Pero si solo quiere ganar suficiente dinero para jubilarse anticipadamente, puede decidir abrir un negocio que puede no ser tu pasión ardiente, pero le garantizará ganar un montón de dinero. Sólo tú decides. Y ahora cuéntame de que trata tu negocio o emprendimiento, todas las que estamos pasando por ésto comprendemos de todo lo que abarca; así es que tranquila, no estás sola.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *