Coaching CreativoMujer Creativa

¿Qué diablos es el Propósito de mi alma?

Recuerdo que cuando estaba tratando de descifrar y de descubrir para qué estaba aquí realmente, miraba a otras personas que estaban viviendo “su propósito” y asumía que siempre debieron haberlo conocido sin vacilaciones. Estaban 100% seguros de lo que vinieron hacer. No hay dudas. Sin preguntas. Viento en popa. Vamos a ver este espectáculo en el camino.

Desde el exterior y mirando hacia “adentro” como lo hacía, parecía todo tan FÁCIL. y me preguntaba ¿ cómo obtuvieron éste telegrama de Dios? ¿Cómo les fue revelado una mañana y con minucioso detalle exactamente qué venían hacer en este planeta? ¿Cómo diablos es posible esto? ¿ Y yo para cuándo?

Lo que se puede ver más allá de lo que ellos “hacen” es que al igual que me pasó a mi; han dudaban constantemente, se han sentido no calificados, temerosos y nunca estaban del todo preparados. O quizá muchos(as) pasaron meses, años, a veces incluso décadas, esperando secretamente algún tipo de validación o permiso externo para hacer lo que hoy hacen “su propósito”.

Si estás en ese lugar donde quieres saber como encontrar éste propósito verdadero de tu alma y llevas pasando rato tratando de hallarlo porque quieres dedicar tu vida a ello o incluso quieres saber como comenzar a alinear tu vida hacia ello, esto es lo que quiero decirte:

Tu alma siempre te está llamando. No llama por teléfono y rara vez grita. Tu alma llama en susurros, en sentimientos sutiles, burlas y anhelos. Tu alma llama con entusiasmo, con celo, a lo que te molesta y a lo que te hace cagar de miedo.

Pero la forma más rápida y fácil que conozco de encontrar el llamado de tu alma es seguir el rastro de las cosas que te iluminan.

Suena muy simple y es porque lo es. Aunque no lo parezca. El truco es hacerlo sin apego al resultado, sin tratar de descubrir hacia dónde te llevará … Simplemente seguir lo que te ilumina y luego perderte en el HACER. Tu mente te hará creer que debe ser mucho más difícil que eso. Que seguro te exigirá un manual de instrucciones, un destino final y una guía paso a paso. Pero los llamados al alma no funcionan así.

Cuando sigues lo que te ilumina y te pierdes en el hacer, suceden dos cosas:

1. Enciendes tu luz interior (es decir, tu alma y espíritu se activan)

2. Iluminas el mundo de una manera que solo tú puedes (porque lo que te ilumina será completamente diferente a lo que ilumina a los demás).

Cuando sigues lo que te ilumina, iluminas, estás en tu espíritu. Cuando estás en tu espíritu estás en flujo con el universo. Cuando estás en flujo con el universo tu vida está alineada. Cuando tu vida está alineada, estás viviendo la vida en la que naciste para vivir Y aún mejor, la vida que SOLO puedes vivir.

El triple bonus: cuando sigues lo que te ilumina, iluminas el mundo con tu presencia. Cuando iluminas el mundo con tu presencia, automáticamente inspiras a los demás a conectarse con su propia luz interior. Es decir, tu luz es contagiosa.

Trabaja tu luz: entonces, ¿qué te ilumina? Déjame saber abajo en los comentarios.

Puede ser tan simple como flores o bailar, cantar o escribir. Incorpora las cosas que te iluminan en tu día para que, antes de que te des cuenta, toda tu vida esté llena de cosas que te iluminan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *